ASí TRIBUTAN LOS REGALOS DE LA BODA: MEJOR TRANSFERENCIA AL TRADICIONAL SOBRE

Comienza la temporada alta de bodas en España. Junio, junto a julio y septiembre fueron, según datos del Instituto Nacional de Estadística, uno de los meses preferidos en 2022 —el último año del que se dispone de datos— para dar el “sí quiero” por los españoles. Un día especial en el que los contrayentes ponen todo su empeño para no dejarse nada en el tintero, aunque siempre pueden surgir dudas, no solo antes, también después del enlace.

Ahora que acaba de terminar el plazo para presentar la declaración de la Renta, les ofrecemos unas claves sobre cómo deben tributar los regalos recibidos de los invitados es algo que, aunque puede pasar a un segundo plano por el flamante matrimonio, puede suponer un problema a la larga que tiene fácil solución. Marta Rayaces, experta fiscal de TaxDown aporta algunas claves a las preguntas más frecuentes en este sentido.

¿Cómo tributan los regalos de boda?

Rayaces recuerda que estos regalos se tratan de donaciones por lo que deberían tributar por el Impuesto sobre Donaciones y de forma individual. Dicha tributación dependerá del patrimonio que tengan los novios y de donde vivamos: “Esto es importante porque hay comunidades autónomas como Madrid, donde estas donaciones solo tributan al 1%, o Andalucía, Murcia o La Rioja que ofrecen condiciones un poco más beneficiosas que otras como Cataluña o Asturias que no cuentan con estos incentivos fiscales”, explica la experta.

Hay que recordar que el Impuesto sobre Sucesiones no funciona como el Impuesto de la Renta, por lo que a pesar de no tratarse de altas cantidades, no existe ninguna forma de evitar la declaración de los regalos. Sin embargo, se da el caso de que, al tratarse de cantidades tan pequeñas, puede ocurrir que ni los bancos informen a Hacienda de que estamos recibiendo ese tipo de cantidades, ni Hacienda tampoco las examina: “Recordemos que los bancos tienen obligación de informar a Hacienda cuando recibes cantidades superiores a los 3.000 euros de las que desconocen el origen, pero en estas situaciones en las que recibes entre 100, 200, 250 euros, ni el banco ni hacienda se meten en eso”, aclara Marta Rayaces.

¿Es mejor realizar una transferencia o entregar el regalo en un sobre?

En una celebración de esta importancia, las formas son cruciales y una de las imágenes más icónica es la de los recién casados recibiendo todos los sobres de sus invitados, aunque de cara a futuras comprobaciones que pueda realizar la Agencia Tributaria puede no ser lo más práctico. Desde TaxDown recomiendan hacerlo a través de transferencia o incluso “a través de registro del concepto y de quién es la persona que te lo ha hecho”, ya que, de cara a tener que justificar el origen de esos ingresos extraordinarios los novios dispondrían automáticamente de la documentación necesaria.

¿Matrimonio o pareja de hecho?

A la hora de formalizar la unión entre dos personas, la de la pareja de hecho es una opción que cada vez toma más fuerza, aunque el matrimonio siga siendo la favorita de los españoles. Si los novios están en duda, deben saber que existen diferencias fiscales entre ambas figuras. Una de las principales es que cuando la pareja se casa tiene derecho a presentar la renta en la modalidad conjunta, que tiene un beneficio de una reducción de 3.400 euro: “Es verdad que no siempre resulta atractivo presentarla de forma conjunta, pero, por ejemplo, si uno de los cónyuges no trabaja, es muy beneficioso hacerla de forma conjunta”, comenta Rayaces.

También pueden aplicarse una deducción en caso de que uno de los cónyuges aporte dinero al plan de pensiones del otro o si una parte de la pareja tiene una discapacidad superior al 33%. También, si una de las partes deja su vivienda habitual pero continúa pagando la hipoteca, podrá aplicarse la deducción por vivienda habitual si viven allí los hijos del matrimonio.

Sin embargo, la experta de TaxDown resalta que también hay otros ámbitos, en los que no importa estar casado o ser pareja de hecho, como por ejemplo la inclusión de los hijos en común en la declaración que reducen el resultado a pagar.

¿Separación de bienes o gananciales?

Otra de las eternas preguntas antes de casarse es si es mejor hacerlo con separación de bienes o en régimen de gananciales. TaxDown recuerda que “cuando estamos casados en gananciales todo lo que se adquiera desde ese momento va a medias”, aunque Hacienda, en el borrador o en los datos fiscales, no tiene información del régimen matrimonial al que se acogen los novios.

Lo que haga el marido o la mujer impacta en la declaración de la renta del otro. Se entiende que es parte de los dos”, detalla Marta Rayaces, experta de TaxDown. La venta de una vivienda, de acciones y los rendimientos debería incluirse al 50% en cada liquidación.

“Si yo me he abierto una cuenta corriente después de estar casada y he recibido, por ejemplo los intereses y aparezco como única titular solamente me va a imputar esos intereses a mí, pero realmente lo correcto, como lo he hecho después de estar casada, sería incluirlos al 50% en cada liquidación. Es importante que tengamos en cuenta que lo que haga nuestro cónyuge, tiene impacto en nuestra propia declaración”, concluye Rayaces.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

2024-07-10T03:53:44Z dg43tfdfdgfd