GLAMHITS: LAS FRIULANE DE CAYUMAS

Un paseo por el centro de Madrid una tarde de entre semana cualquiera es suficiente para darse cuenta de que si hay un zapato al que las madrileñas recurren a diario es a las merceditas o bailarinas de terciopelo. Hay que hilar un poco más fino para llegar a conocer que este zapato plano y cómodo que tanto triunfa responde a una tipología de calzado con una historia y una herencia muy concretas. Su nombre original es friulane y su historia empieza en Friuli, una región del nordeste de Italia. En España, la marca que mejor ha sabido reflejar y mantener el saber hacer de las friulane originales es Cayumas, creada por Ana Cerrate, que hoy nos cuenta todos los entresijos de este calzado que tan de moda se ha puesto entre las chicas que mejor visten de Madrid.

La historia

“Las zapatillas venecianas o friulane - o furlane en el dialecto de Friuli - provienen de la zona del noreste de Italia, en la región de Friuli cerca de Udine. Su origen se remonta a principios del siglo XIX e incluso antes, cuando las mujeres campesinas las utilizaban para trabajar el campo y para bodas y fiestas. Cada zona o incluso cada familia, presumía de su propia variante o diseño, ya fuera con la textura o el bordado, pero era fundamentalmente un calzado de gente humilde”, explica Ana Cerrate, fundadora de Cayumas.

Esas mujeres, sigue explicando Cerrate, terminaron mudándose a Venecia a trabajar donde empezaron a vender sus furlane. “Al cabo del tiempo el ayuntamiento de Venecia estableció un lugar para su venta en el Puente de Rialto y, por su cercanía al Gran Canal y por el hecho de que las suelas no fueran deslizantes, las furlanes se empezaron a poner de moda entre los gondoleros”, continua. “La oportunidad no fue desaprovechada por la alta sociedad y la nobleza, que empezaron a utilizarlas, las hicieron más coloridas y mejoraron la calidad de sus tejidos, utilizando sedas y terciopelos de buena calidad incluso con bordados de oro y piedras preciosas”. Ahí empezó un camino de perfeccionamiento y expansión que llega hasta hoy.

Cómo se fabrican

Uno de los puntos más importantes de las friulane es su proceso de fabricación. De hecho, es lo que marca la diferencia entre una friulane original y una de las numerosas copias que han aparecido recientemente en la industria de la moda. Para Ana Cerrate es uno de los puntos fuertes de Cayumas y su ventaja competitiva. “El proceso de fabricación de una verdadera friulane hunde sus raíces en una tradición de hace más de doscientos años que no ha cambiado en demasía. Es cierto que hoy en día existen algunas máquinas que ayudan en el proceso de fabricación como el cosido de las etiquetas, pero el corte del tejido para cada talla se hace, al menos en nuestro taller, de forma manual con las hormas metálicas de cada tamaño”, explica Cerrate.

Ese proceso artesanal hace que no haya dos pares iguales. De hecho, incluso pares de la misma talla pueden variar unos milímetros. “Es el margen de error manual”, reconoce la fundadora de Cayumas. El terciopelo se cose con hilo y aguja a su tela interior y luego a la suela a través del trabajo manual de señoras italianas. No se utiliza ningún tipo de pegamento, por ello puede tardarse, cuenta la empresaria, hasta una hora en hacer un par de friulanes de Cayumas.

El manual de uso moderno

Las friulane de Cayumas no tienen manual de uso. Su guía de estilo podría reducirse en que pegan con todo. Insistimos en que solo hace falta pasearse por la capital para darse cuenta de que se llevan con vaqueros - pitillos, rectos, anchos o balloon -, con faldas de todos los largos y con vestidos de todas las estéticas. Son las grandes sustitutas de las bailarinas de piel y los zapatos que las madrileñas se ponen cuando no quieren calzar zapatillas deportivas.

No solo arrasan en Madrid, sino que han traspasado el océano Atlántico. Leandra Medine, la mujer que mejor viste de Nueva York, tiene decenas de pares de Cayumas. Otra neoyorquina estilosa, Kelly Rutherford, es fan del trabajo de Ana Cerrate y últimamente no se las quita.

Para distinguir unas Cayumas originales de otras venecianas hay que fijarse en el interior del zapato. Las que diseña y crea Ana Cerrate tienen el interior forrado con tela Liberty.

Esto te interesa

Glamhits: las botas 1460 de Dr Martens

Glamhits: los tacones Hangisi de Manolo Blahnik

Glamhits: el vestido romántico de Sleeper

2024-05-19T06:38:25Z dg43tfdfdgfd